Eligiendo el té ideal para cada comida

La combinación perfecta del té y las comidas
La combinación perfecta del té y las comidas

 

Al igual que el vino, el té es una bebida que se puede maridar. Con el fin de hacer más fácil la identificación de las más de mil variedades de té se ha optado por clasificarlos por colores: negro, rojo, blanco, verde y amarillo. Esta bebida puede ser consumida con cualquier tipo de comida, como comúnmente se hace en el servicio de onces que ofrecen hoteles, salones de y restaurantes. Sin embargo, según los expertos, cada variedad tiene secretos que pueden hacer destacar el sabor de unos alimentos más que de otros, por lo que se aconseja tomarlos de forma adecuada, acompañados con determinadas comidas y preferiblemente sin azúcar.

Negro
Es el más aromático. Puede contener especias como canela, cardamomo y pimienta. Estos tés, originarios de la India, deben ser tomados con un poco de leche. Van bien con alimentos dulces como los pasteles de chocolate. Se recomienda un English breakfast (variedad de té negro) en las mañanas, porque su alto contenido de teína mejora el rendimiento.

Rojo
El sabor ahumado que deja en la boca puede combinar bien con platos fuertes que tienen queso o gran cantidad de grasas. El té rojo es una de las variedades más famosas, pues sus propiedades contribuyen a reducir el nivel de grasa de la sangre y a eliminar el sobrepeso.

Blanco
Proviene de las primeras hojas que brotan de las plantaciones de té. Por su corto proceso de fermentación tiene un sabor sutil y fino, por lo que debe ser consumido sin azúcar, a una temperatura de 70 grados centígrados y sin ningún tipo de comida. Esta bebida, que se recomienda consumir en las tardes, aumenta las defensas, combate el envejecimiento celular y contiene menos cafeína que los demás tés.

Verde
Es uno de los más populares en el mercado. Su alto contenido en flúor disminuye el número de probabilidades de tener caries dental. Esta bebida, que ha sido la más estudiada por los científicos, contiene vitaminas E y A. Además de ser diurética y proveer antioxidantes, reduce los índices de colesterol. Se toma caliente, acompañado de platos que contienen pescados y postres de frutas.

Amarillo
Su sabor es parecido al del té verde, pero es más suave con el estómago. Este tipo de té se recomienda para estimular el sistema digestivo, puesto que fomenta la flora intestinal y agiliza la digestión. Es indicado para personas con sobrepeso y con estómagos sensibles. Preferible consumirlo caliente después del almuerzo o de comidas con salsas y alto contenido graso.

 

Fuente: www.eltiempo.com

Acerca de Matias Pecorari 112 Articles
Editor general y redactor de contenidos en Red Estrategia. Especialista en Adwords y Adsense. Hincha fanático del club Colón de Santa Fe. Pueden seguirme en mi cuenta de Twitter @matupeco20

Sea el primero en comentar

Deje una respuesta

Su dirección de E-mail no será publicada.


*